Horóscopo Egipcio – Astrología en el Antiguo Egipcio


Consulta tu horóscopo egipcio

Conoce cual es tu horóscopo egipcio.

¿Sabes cómo determinar tu horóscopo egipcio? 
En la antigua cultura egipcia, cada día que nacía una persona se le bautizaba con el nombre de un Dios de acuerdo a su regencia, lo que sería un poco lo mismo con la santería afrocubana cuando se determina el Ángel de la Guarda por Orula.

La astrología egipcia es un sistema global de descripción de la realidad que analiza y clasifica los fenómenos de la naturaleza. Los principales dioses que gobiernan el horóscopo de los mortales son: Osiris, Bastet, Selket (o Sekhmet), Apep, Ptah, Atum, Isis, Râ, Horus, Maat (o Ma’at), Hator y Anubis. Son estos dioses que van a la cabeza de cada individuo y lo determina la fecha de nacimiento. Por ejemplo, si naciste un 17 de junio, tu signo se rige por el Dios Isis que va a tu cabeza.
Existen muchos más dioses en astral de los egipcios, pero estos son los principales que van a la corona de una persona.

Sus teorías son consideradas leyes cósmicas inmutables, aplicables a cualquier plano y manifestación de la vida.

El Universo es un conjunto interdependiente en equilibrio y es tarea del ser guardar esa armonía, derivándose de ello el bienestar, tanto físico como psicológico para la evolución de la persona.

Los egipcios basaron su cronología en un sistema sexagenario.

Estos ciclos trabajan en forma circular, al llegar a su punto final vuelven a comenzar iniciando nuevos ciclos que nunca tienen final.

Los signos del horóscopo egipcio:


La Magia de la civilización egipcia es especial y única en el mundo. La cultura egipcia desde luego ofrece los conocimientos más amplios acerca del mundo de los muertos y de los misterios de los cielos que hicieron de los egipcios una gran civilización.

También hemos de notar que en las cartas del tarot egipcio se recogen todas las posibilidades de conducta, es en este sentido, un esquema de los manuales mnemotécnicos usados en la Edad Media, para ayudar a la memoria, y en ellas se intenta agrupar toda la sabiduría del Antiguo Egipto.

Según los antiguos filósofos, el Metal, la Madera, el Agua, el Fuego y la Tierra constituyen los cinco elementos fundamentales del Universo (teoría que existe también en otras religiones).
Cada uno de estos elementos posee características especiales que influyen en la personalidad de la gente según nazca bajo uno u otro signo.

Los elementos de la naturaleza son muy importantes ya que en cada situación de la vida estos se presentan como material fundamental para sus vidas. Por ejemplo: el agua era esencial para la vida, el fuego para cocer sus alimentos y dar calor con la llama que les iluminaba y calentaba, la tierra para cultivarla, el metal para la construcción de sus armas y la elaboración de sus instrumentos de trabajo, la madera para la construcción de sus viviendas.

Existen también similitudes entre los dioses del Antiguo Egipto y los dioses del panteón Yoruba de la Santería Afrocubana, de lo cual hablaremos en otro artículo.

El horóscopo egipcio se basa en los ciclos lunares y no en ciclos solares como el tradicional horóscopo que conocemos.

Al observar los grupos de estrellas en el cielo, los fueron relacionando con los animales, estos a su vez con sus distintos dioses, (cuerpo de humano, cabeza de animal) y les aplicaron las características a sus nativos.
Es por esta razón que sus nombres siempre son dos, uno para la nación y el público y otro para su misticismo, y es relacionado, y matemáticamente interpretado por su signo, su dios, su propiedad y su planeta.


Testimonios Reales