Secretos sexuales de los signos del Zodiaco


Todos tenemos distintos modos y apetitos sexuales. Según los signos del
zodíaco, sabemos que Escorpio, Leo, Aries y Sagitario son los amantes más
ardientes y apasionados, en términos de frecuencia e intensidad del acto sexual
y de los juegos amorosos.

Secretos sexuales de los signos del Zodiaco

Así podemos clasificarlos:

 

  • Escorpio: es un amante con mucha energía y resistencia. Combina de un modo
    único la brutalidad y las emociones.
  • Leo: es ardiente y dramático. El secreto de su éxito se basa en la
    tremenda confianza que es capaz de generar en sus parejas.
  • Aries: este amante es obsceno y sensual. La brusquedad ?a veces
    lindera con la violencia- y el rigor físico son sus principales atributos.
  • Sagitario: el amante experimental por excelencia. Es deportivo, alegre y
    tremendamente directo.

    Esto no quiere decir que los otros signos del zodíaco sean témpanos de
    hielo. Simplemente significa que estos dos grupos no son compatibles en
    cuanto a rendimiento y satisfacción sexual.

    En cualquier caso, la posición de Marte ?el energizante- y Venus ?el
    encantador-, será vital en tu horóscopo individual. Primero veamos los
    grandes rasgos del resto de los signos.

     

  • Acuario: este amante es intenso, pero es demasiado errático para
    mantener una frecuencia sostenida. Es una regla.
  • Piscis: demasiado imaginativo para una confrontación sexual directa.
  • Tauro: como buen toro, es un amante espléndido ? únicamente en el
    plano físico.
  • Géminis: es intermitente. Puede hacerlo tan bien como su estado de ánimo
    lo decida.
  • Cáncer: es capaz de hacer sentir maravillosas vibraciones, aunque
    debe ser incitado a la acción.
  • Virgo: puede lograr buenos rendimientos, siempre que logre desconectarse
    de sus actividades cotidianas.
  • Libra: este amante lo hace con gracia y dulzura, pero necesita una
    compañía que se adapte a sus tiempos.
  • Capricornio: suele ser un poco inhibido, aunque puede mostrar
    llamaradas ardientes de poderío sexual.

Testimonios Reales