Eres lo que piensas


Eres lo que piensas y piensas lo que eres. Sólo tú, eres el único responsable
del universo que forma tú cuerpo físico, mental y emocional y que es dirigido y
coordinado por tus propios pensamientos.

Sólo tú, puedes pensar por ti mismo.
Sólo tú eres el responsable de lo que hoy eres y mañana serás.

Tu transformación debe comenzar AHORA, hoy mismo, y lo lograrás con el bello
arte del buen pensar, que tan sólo tú, porque así lo deseas, puedes lograr.

Estás dotado del libre albedrío, o la facultad de decidir libremente por ti
mismo lo que puedes hacer o no hacer con tú vida, con tus sentimientos, con tus
actos y con tus pensamientos.

Por ignorancia has malgastado hasta ahora más del 90% de la poderosa fuerza de
los pensamientos. Desde este instante puedes revertir la situación, usando tu
libre albedrío con la firme decisión de pensar mejor y dirigir la fuerza hacia
todas las células de tu cuerpo con la finalidad de armonizarlas, lo cual es la
base de la sanación.

Tenemos a nuestra disposición un nuevo conocimiento, lo que hagamos con él, cada
uno, lo decidirá.

Comenzó en el Siglo XX con la sorprendente revolución científica iniciada por
dos grandes del pensamiento humano como lo fueron Planck y Einstein, quienes
fundamentaron la nueva física Cuántica que nos permite acercarnos a una mayor
comprensión de la energía, materia y el cosmos.

Se inició en el Siglo XX con la llegada a Occidente de una serie de swamis de la
India cuya misión era la de mostrar un nuevo conocimiento, el cual por milenios
se mantuvo celosamente guardado.

Partió en el Siglo XX con la manifestación de una serie de pensadores quienes
con sus escritos y conferencias enseñaron las bases del arte del correcto pensar
que en síntesis señala: La energía mental debe ser comprendida, usada y bien
aprovechada.

Cuando el hombre conozca la energía de su fuerza mental y sepa usarla no habrá
enfermedades, no habrá guerras y el mundo será un mundo mejor.

Todos tenemos esta fuerza, su energía fluye en lo positivo y en lo negativo, va
más allá de nosotros e influye en otros y en la naturaleza.

Debemos aprender a dirigirla sólo hacia lo positivo.

"Aquello que quieras hacer, hazlo con toda tu fuerza".

Para lograrlo es necesario pensar que tenemos esta energía y pedirla a nuestro
YO superior para orientarla sólo hacia lo positivo.

No debemos pensar en enfermedad o fracaso, es desperdiciar energía y hacer que
el cuerpo se enferme y fracasemos al dirigir esta fuerza hacia lo negativo.

No conformarse con lo que se es o se tiene, existen mejores logros por delante,
el éxito y la felicidad dependen sólo de lo que se piense.

Eres lo que piensas y piensas lo que eres, todo el tiempo el producto de tus
pensamientos, y sólo tú puedes hacer que el cambio en tú vida sea positivo.

"Fija en tu interno nuevas imágenes positivas y atraerás lo positivo hacia ti".

Que la Luz del altísimo rey de reyes, amado anciano de los días y supremo
creador "Yo Soy" el que "Yo Soy" nos guié por el sendero del conocimiento y la
sabiduría divina.

Que así sea y así es…

Juan Orsini
Círculo Metafísico Argentino


Testimonios Reales