Vida después de la muerte. ¿Cómo somos en el más allá?


Todos nos preguntamos en algún momento de nuestras vidas si existen la vida después de la muerte.

Quizás el mayor temor de una gran parte de la humanidad es el miedo a morir, porque es un universo que desconocemos.

Lo que no conocemos suele causarnos temor, ¿Qué pasa con nosotros en el más allá? ¿Cómo somos? ¿Qué hacemos?

Y es que es un tema bastante complejo, hay personas que aseguran haber regresado de la muerte, y con sus testimonios llenan de esperanza y eliminan el miedo de muchos.

Después de la muerte

¿Qué sucede con nosotros después de la muerte?

Los innumerables casos registrados e investigados de experiencias de vidas pasadas claramente apuntan a la vida después de la muerte.

En todos los casos registrados de reencarnaciones, se encontró que había un desfase temporal variable entre la muerte de la persona y su próxima reencarnación en la Tierra.

Investigaciones del plano espiritual demuestran que el hombre está compuesto de los siguientes cuerpos básicos:

Físico: Comprende los cinco sentidos (tacto, gusto, sonido, olor y vista)
Mental: Comprende los sentimientos, emociones y deseos.
Causal o intelectual: Comprende los procesos de toma de decisiones y la habilidad de razonar.
Supracausal o ego sutil: Comprende la sensación de que estamos separados de Dios

Después de la muerte

Cuando una persona muere, el cuerpo físico deja de existir.

Sin embargo, el resto de su existencia o conciencia continúa.

La existencia de la persona menos el cuerpo físico se conoce como el cuerpo sutil y se compone de los cuerpos mental, causal (intelecto) y supracausal (ego sutil).

Este cuerpo sutil entonces va a uno de los 13 planos sutiles de la existencia, que no es el plano de la Tierra.

¿Hay vida después de la muerte?

Debemos reconocer lo que representa la muerte. En un momento los recuerdos, experiencias, personalidad, y todo lo que te rodea puede desaparecer.

Con tu último aliento, dejas de existir. Quizás alguna parte de nosotros sobrevive a la muerte y existe para siempre.

Se han propuesto muchas ideas, un alma inmortal, un cuerpo resucitado o un ser reencarnado.

La creencia de que cada uno de nosotros tiene un alma que puede sobrevivir a la muerte de nuestros cuerpos es muy extensa.

Después de la muerte

Las ideas del alma se pueden encontrar en civilizaciones desde el antiguo Egipto hasta los chamanes de Siberia.

La mayoría de los cristianos, musulmanes e hindúes viven hoy, casi cinco mil millones de personas, profesan creer en algo parecido.

La muerte siempre es vista como algo desafortunado y lamentable, y más aún si es una muerte prematura.

Pero, ¿Cómo somos en el más allá?

A veces los espíritus se mantienen en la tierra, a veces se ciernen alrededor de la vida a causa de fuertes lazos emocionales o asuntos inconclusos.

En otros casos, se van por completo, y sólo establecen contacto con sus seres queridos en un momento especial.

A mi parecer, los espíritus recuerdan todas sus vidas. Normalmente cuando se comunican con sus seres queridos es porque necesitan tranquilizarlos.

Hay religiones, como el budismo, que te ayudan a sobrellevar este tema de una manera más calmada, ya que a nadie le gusta hablar de la muerte.

Nuestros espíritus son divinos y son eternos, existieron mucho antes de que naciéramos, y seguirán para siempre después de morir.

En muchos sentidos podemos comparar nuestra existencia a una obra en tres actos, con una existencia premortal, una existencia terrenal y una existencia post-mortal.

Después de la muerte

Disfruta la vida mientras la puedes vivir

Mientras que la mayoría de nosotros nos enfocamos solamente en el acto en el cual estamos participando actualmente.

Nuestra vida aquí en la tierra, un plan superior incluye toda nuestra existencia.

La mayor parte del tiempo nos ocupamos de vivir nuestras vidas.

Incluso en tiempos difíciles, parece que tenemos un sentido incorporado de mañana, anticipando tiempos mejores.

Trabajamos para cumplir con las expectativas, metas y sueños.

Pero nuestros pensamientos cotidianos y planes paran de repente cuando nos enfrentamos a la posibilidad de nuestra propia muerte o cuando alguien cercano a nosotros muere o la vida de un ser querido está amenazada.

El cuerpo vivo está lleno de energía. La energía, no puede ser creada ni destruida. Sólo cambia de forma.

Es tu energía la que se dirige a una vida futura. Es la energía de tu cuerpo lo que se convierte en TI en una vida futura.

Sólo me resta decirte, que disfrutes tu vida, cada segundo que pasa estás más cerca de llegar a esta despedida terrenal.

Disfruta cada día que pasa con tus seres queridos, expresa tus sentimientos.

Después puede ser más difícil comunicarte con ellos en un aspecto terrenal.


Testimonios Reales